José María marín

BiografĂ­a

Desde muy pequeño, la mĂșsica me ha ido acompañando a lo largo de mi vida. ComencĂ© a trastear con un teclado que tenĂ­amos en casa con 4 años y ya entonces me tiraba las horas muertas escuchando mĂșsica clĂĄsica en el sofĂĄ.

Con 8 entramos mi hermana Carmen y yo al conservatorio de Amaniel, en Madrid, y con pajarita y vestido de volantes ( parecĂ­amos buenos y todo) ya empezĂĄbamos a liarla en el escenario.

Mi profesora durante toda la carrera, Consuelo, y mis profesora particulares MarĂ­a JesĂșs (en Madrid) y Sonia (en DĂ©nia), nos contagiaron su pasiĂłn por la mĂșsica. En un abrir y cerrar de ojos, y despuĂ©s de cientos de conciertos, audiciones e incluso giras por otros Conservatorios de España con una actuaciĂłn que preparamos, ya habĂ­amos terminado el Grado Profesional.

descarga (1)
Tocando en el hotel Marriott
La Sella en DĂ©nia,
en uno de sus eventos de verano.
jmmarin intro

Ya terminado el Bachillerato llegĂł el momento de elegir carrera, y pese a que me encantaba la mĂșsica y seguĂ­a tocando el piano en casa, seguĂ­ la tradiciĂłn familiar y comencĂ© a estudiar ingenierĂ­a (industrial). Los nĂșmeros me gustaban y siempre estaba a tiempo de seguir con el piano mĂĄs adelante.

Durante la carrera seguí tocando, y realicé varios conciertos de fin de curso en la escuela de Caminos de la UPM, así como en Amaniel ya que coincidió el homenaje al centenario de Chopin, mi compositor favorito.
Mi profesora me llamĂł, y en dos meses retomĂ© una de las piezas con las que terminĂ© el Ășltimo curso, el Scherzo 2 de Chopin.

Cinco años mås tarde y después de muchas noches sin dormir, terminé la carrera y como buen millennial emigré a Alemania a aprender el idioma y aumentar mis perspectivas de trabajo.

Mi teclado elĂ©ctrico se vino conmigo y empezaron años de descubrimiento de diferentes gĂ©neros musicales. AsĂ­, terminĂ© tocando tango con otros mĂșsicos en festivales de tango, ritmos latinos ( salsa, cha cha chĂĄ), swing, y todo lo que nos echasen

No fue hasta mi vuelta a España al año siguiente, cuando despuĂ©s de un par de años trabajando en empresa decidĂ­ especializarme en docencia a nivel de Grado Superior y Universidad, cuando retomĂ© de nuevo a tope la mĂșsica. EmpecĂ© a trabajar como profesor y por fin tenĂ­a un poco mĂĄs de tiempo, y sobre todo las vacaciones escolares para ponerme al dĂ­a con el instrumento y empezar a crear nuevos proyectos.

Hoy, 5 años despuĂ©s de este nuevo reencuentro, he logrado cumplir mi sueño y no hay mes en el que no tenga por lo menos dos conciertos. AdemĂĄs, he enseñado piano a cientos de alumnos a nivel particular y grupal en mi propio proyecto educativo, donde se aprende mĂșsica en un ambiente distendido pero con unos resultados muy eficaces.

           Alumnos de piano tocando durante la cuarentena

En este tiempo he tocado en grandes eventos de embajadas, como por ejemplo en la celebración de la boda del príncipe Harry y Megan Markle y las celebraciones del cumpleaños de la reina Elizabeth, en inauguraciones de importantes empresas como el despacho de abogados Ospina, y he trabajado en grandes hoteles como la cadena Marriott.

Esto no ha hecho nada mĂĄs que empezar, y cada mes aparecen mĂĄs y mĂĄs proyectos gracias a las recomendaciones

Actualmente he comenzado a trabajar en un ciclo de conciertos con la start up Fever, en el formato Candlelight que seguro muchos conocerĂ©is. Promete ser muy interesante y estoy creando repertorios de piano que abarcan desde mĂșsica de bandas sonoras, bandas mĂ­ticas del rock, etc.

Muchos de los que venís siempre a mis conciertos, ademås de mi familia, sois mis amigos, y quiero aprovechar para daros las gracias por acompañarme.

Sin vosotros, no sería posible hacer realidad este sueño, o aunque lo fuese, seguro que no sería tan divertido.

Un abrazo muy grande!