jose maria marin candlelight

El piano

Origen y características

La palabra «piano» es una abreviación de «pianoforte», palabra que en italiano está compuesta por los términos «piano», «suave», y «forte», «fuerte»). Es un instrumento musical armónico
clasificado como instrumento de percusión y de cuerdas percutidas.

Está compuesto por una caja de resonancia, a la que se le agrega un teclado mediante
el cual se percuten las cuerdas de acero con martillos forrados de fieltro.

Las vibraciones se transmiten a través de los puentes a la tabla armónica, que tiene la función de amplificar. Está formado por un arpa cromática de cuerdas múltiples, accionada
por un mecanismo de percusión indirecta, a la que se le han añadido apagadores.

Invención del piano:

Fue inventado en torno al año 1700 por el paduano Bartolomeo Cristofori. Entre sus antecesores
se encuentran instrumentos como la cítara, el monocordio, el clavicordio y el clavecín.

A lo largo de la historia han existido diferentes tipos de pianos, pero los más comunes son
el piano de cola y el piano vertical o de pared.

El papel del piano en la música:

En la música occidental, el piano se puede utilizar para la interpretación solista, para la música
de cámara
, para el acompañamiento, para ayudar a componer y para ensayar. Las primeras composiciones específicas para este instrumento surgieron alrededor del año 1732.
Muchos han sido los compositores que han realizado obras para piano y en muchos casos dichos compositores han sido pianistas. Destacan figuras como Frédéric Chopin,
Franz Liszt, Wolfgang Amadeus Mozart, Ludwig van Beethoven, Claude Debussy o Piotr Ilich Chaikovski.

El piano fue el instrumento representativo del romanticismo musical y ha tenido un papel
relevante en la sociedad, especialmente entre las clases más acomodadas de los siglos XVIII y XIX.

Estructura del piano:

El mecanismo de percusión:

El funcionamiento básico del mecanismo de un piano es el siguiente: cuando una tecla es pulsada,
la palanca que está situada en el extremo opuesto se eleva y el macillo asociado a ella se pone en
movimiento en dirección a la cuerda que es liberada por el apagador justo antes de la percusión.
Tras el golpe del macillo a la cuerda se produce el sonido y acto seguido aquel cae hasta ser recogido por la grapa, a una distancia aproximada de dos centímetros.


Al levantar la tecla, ésta libera el conjunto de palancas del escape y el macillo vuelve a estar disponible para volver a tocar la cuerda. Si retiramos la presión por completo, todo el sistema vuelve a su estado inicial de reposo, en el que el apagador tiene la misión primordial de interrumpir el sonido.

La caja de resonancia:

La caja de resonancia, también denominada mueble, es el recinto cerrado del piano que tiene la finalidad de amplificar o modular el sonido. Es una parte primordial del piano, ya que, además de amplificar y modular el sonido, es un factor decisivo en el timbre del instrumento, siendo importante la calidad de la madera con la que está fabricada, el número de piezas con las que esté construida y su estructura.

La caja está formada por una tapa superior, una tapa inferior, denominada tabla armónica, y una sección de madera que une ambas tapas, con formas curvadas mediante un proceso de prensado con calor. En el interior se encuentra el bastidor, que es una estructura de refuerzo de las tapas y sirve para controlar la vibración, y el alma.

La tabla armónica:

La tabla armónica está compuesta por la tabla propiamente dicha, las barras armónicas, los
puentes de sonido y los barrajes. La tabla armónica se sitúa debajo y también detrás de las
cuerdas del piano. Es una superficie de madera laminada que varía de espesor, desde el centro a
los lados, a lo largo de su superficie.

La tabla está formada por una serie de listones de entre 10 y 15 centímetros de anchura unidos entre sí mediante cola. Es el auténtico elemento de resonancia del instrumento y su función es amplificar el sonido producido por las cuerdas, que a su vez es transmitido a las mismas a través del puente tonal.

La calidad y homogeneidad de la madera con la que está fabricada la tabla armónica es muy importante. En un piano de cola moderno, suele estar construida generalmente en madera de abeto y tiene un espesor de 8 milímetros, el doble de la de un pianoforte. Se usa la madera del abeto para la fabricación de la tabla armónica del piano y de otros instrumentos porque tiene el mejor cociente entre resistencia mecánica, que permite soportar la enorme presión de las cuerdas, y ligereza, que favorece la captación de las vibraciones más sutiles de las cuerdas.

La tabla armónica tiene una ligera curvatura de unos 18 metros de radio, difícilmente apreciable a primera vista, que contribuye a que la tabla resista la presión de las cuerdas y al mismo tiempo se incremente considerablemente la resonancia del instrumento.

Las barras armónicas son un conjunto de listones que están fabricados con el mismo material
que la tabla armónica, generalmente abeto, que están unidos a la tabla mediante cola por debajo
de la misma. Su encolado es en sentido perpendicular a la veta de la tabla para hacer uniforme la
rigidez del conjunto. La cantidad de barras armónicas varía entre 8 y 14, en función de la medida
del instrumento, y sus dimensiones son de dos centímetros de alto por dos de largo aproximadamente.


Los puentes de sonido van encolados en el centro de la tabla y en la parte superior de la
misma. Sirven para transmitir la vibración de las cuerdas a la tabla armónica. Su forma es debida
a la disposición de las cuerdas sobre ella y a que es necesario que la longitud de estas se incremente desde las notas más agudas a las más graves.

Los barrajes son la estructura básica del piano y su finalidad es la de soportar todos sus
elementos. Se sitúan debajo de la tabla armónica, a la que van adheridos mediante cola. De ellos
dependen tanto la solidez como la duración en el tiempo del instrumento y aportan estabilidad frente a posibles cambios de temperatura, tensiones internas, agresiones externas o cualquier otro tipo de deformación.

La tapa superior:

La tapa superior de la caja tiene una doble función: cerrar el mueble y proyectar el sonido
hacia el público. Esta tapa se puede colocar en diversas posiciones según la potencia requerida.
En el caso de realizar una actuación como solista, la tapa debe estar ubicada en su posición más alta.
En cambio, si se está interpretando una obra acompañando a otros instrumentos, la tapa debe permanecer en su ubicación más baja.

El bastidor:


El bastidor es un armazón de barras delgadas que suelen ser de hierro. En el cordal,situado
en su extremo posterior, se ajustan las cuerdas, y en el clavijero, situado en el frontal, están las
clavijas de afinación. Alrededor de estas se enrolla el otro extremo de la cuerda. Es necesario afinar
correctamente cada cuerda. Esto se consigue enroscando el extremo final de cada una de ellas en un eje insertado en el clavijero, obteniendo un tono más agudo o grave según el sentido de giro.

Las cuerdas:

Cuerdas de un piano. Puede observarse que las cuerdas de la parte superior, correspondientes
a las notas más graves, son más gruesas, y las de la parte inferior, correspondientes a las notas
más agudas, son de menor grosor.

Las cuerdas son el elemento vibratorio que origina el sonido en el piano. Son segmentos
formados por un material flexible que permanecen en tensión de modo que puedan vibrar libremente, sin entorpecimiento que provoque una distorsión de la onda acústica. La tensión de las cuerdas puede llegar a alcanzar del orden de las 15 a 20 toneladas-fuerza y depende proporcionalmente de las dimensiones del instrumento.

Los bordones son las cuerdas de mayor longitud y pertenecen al registro grave extremo del
instrumento. Hay una única cuerda por tecla y están fabricadas en acero, con un contenido del 1% de carbono,y entorchadas con hilos de cobre. Este entorchado tiene la misión de añadir cierto peso y homogeneidad en la vibración de modo que la cuerda alcance la altura sonora deseada, mientras la mantiene lo suficientemente delgada y flexible para tocar. En el registro grave se colocan dos cuerdas por tecla afinadas al unísono y en el registro agudo, tres. Las cuerdas para el registro agudo están fabricadas exclusivamente con acero.

La longitud y grosor disminuye proporcionalmente desde el registro grave, cuerdas más largas y gruesas, hasta el registro agudo, de menor grosor y longitud. La longitud de las cuerdas más graves incide proporcionalmente en las dimensiones exteriores del instrumento. Por tanto, una mayor longitud de las cuerdas implica una mayor cola del piano, lo que incrementa la calidad del sonido. Ocurre lo mismo con la altura de la caja del piano de pared.

El teclado

Teclado de un piano con las notas del pentagrama que le corresponden según su registro.

Prácticamente todos los pianos modernos tienen 88 teclas, 36 negras y 52 blancas. El número
de teclas en los teclados se ha incrementado con el tiempo. En el siglo XVIII los clavecines
tenían poco más de 61 teclas (hasta cinco octavas), mientras que la mayoría de los pianos fabricados desde 1870 tenían 88 teclas.

El peso de las teclas es un factor muy importante del teclado de un piano. En un piano acústico
(de cola o vertical), el peso de las teclas está directamente relacionado con el mecanismo de percusión del macillo,que golpea la cuerda dentro de la caja de resonancia. En un piano electrónico la sensación de peso que tiene lugar en los pianos acústicos es reproducida mediante un mecanismo de martillo debajo de cada tecla.

Los pedales

Los tres pedales de un piano de cola, de izquierda a derecha, son: el pedal unicordio o una corda;
el pedal tonal o «de sostenuto» y el pedal de resonancia.
Un piano moderno tiene tres pedales. A principios del siglo XX, los pianos tenían tan solo el pedal
de resonancia y el pedal una corda. En épocas anteriores se experimentó mucho, con registros de laúd, fagot y otros efectos incluso más extravagantes, no siendo raro encontrar pianos antiguos con más de cuatro pedales.
En un piano de cola moderno los tres pedales se denominan respectivamente unicordio, tonal y de resonancia.

El pedal unicordio o una corda se encuentra a la izquierda y desplaza los macillos hacia un lado,
de modo que, según el ajuste que se le dé, los macillos golpean sobre dos de las tres cuerdas y en la zona del fieltro donde habitualmente no lo hacen.
El pedal tonal central (también denominado «’pedal de sostenuto»’)sirve para crear el efecto llamado nota pedal, que consiste en mantener durante un tiempo determinado la misma nota o acorde; a diferencia del pedal de resonancia, la nota pedal no se ve alterada por
las que se toquen después.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad